La Unión Europea se mostró reacia a imponer nuevas sanciones al gobierno de Nicolás Maduro

Josep Borrell afirmó este miércoles que no existe ninguna propuesta de algún país de la Unión Europea para imponer nuevas sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro.

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Común también se mostró renuente a incluir entre las prioridades nuevas sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro. Además, negó que algunas de esas medidas puedan llegar a ser masivas, por sus posibles efectos en la población.

«La UE no ha establecido sanciones al pueblo venezolano. No hay que imponer sanciones de tipo económico masivo que no harían sino empeorar una situación dramática en Venezuela«, dijo.

En su primer encuentro con la prensa desde que asumió el cargo el pasado primero de diciembre, resaltó lo difícil que representa adoptar alguna sanción para presionar la salida del régimen de Maduro, reseñó El Mundo.

«Las sanciones tienen que estar justificadas. Las cuentas corrientes se bloquean por orden judicial en un estado de derecho», añadió.

Durante la rueda de prensa asomó su intención de intentar conseguir una solución a la situación de Venezuela través del Grupo de Contacto, pues cree que se tiene que ser más proactivo en ese tema para ver qué más se puede hacer.

El máximo representante de la UE señaló que su deber es tomar una posición multilateralista y unitaria para tratar de integrar todas las sensibilidades. En ese sentido, consideró que en la Eurocámara hay una división con relación al espectro político, ya que una parte se inclina por Maduro y otra por Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

Papel de Guaidó

Borrell instó a que sé sea realista en cuanto al poco éxito que ha tenido el presidente interino de la República, Juan Guaidó, en lograr su objetivo.

«Hay que ser realista. Las cosas son como son. Casi un año después Guaidó sigue donde estaba y Maduro donde está. Si Maduro no se quiere marchar tenemos un problema, esto no se arregla con invocaciones a la divinidad«, expresó.

Por último, destacó que la relación entre la Unión Europea y América Latina se convertirá en una de sus prioridades durante el desempeño de sus funciones.

«Hace cinco años que no se celebra una cumbre de la Unión Europea con América Latina y lo malo es que nadie lo ha echado de manos. Es una anomalía«, cuestionó.

Fuente: El Nacional