Venezolana asesinó a otra a puñaladas en Ecuador

Dos venezolanas sostuvieron una riña la noche del viernes, donde una atacó con un arma blanca a la otra y le quitó la vida.  Deiyubys Isamar Blanco Flores  murió tras ser atacada con un cuchillo.

La víctima, oriunda de Guárico, Venezuela, tenía 27 años. Medios ecuatorianos dijeron que tenía dos hijos.

Medios de ese país señalan que, al parecer, las dos mujeres compartían pareja. La agresora tendría solo 17 años.

Los hechos sucedieron en Zaruma, perteneciente a la Provincia de El Oro, en Ecuador. La víctima, que fue trasladada desde la parroquia Salvias, hacia el hospital Humberto Molina, de Zaruma, habría llegado sin signos vitales. El hecho de sangre ocurrió aproximadamente a las 10:00 pm del 13 de diciembre.

El periodista Fabricio Cruz dijo que la víctima presentó dos heridas, una fue en el pecho. La otra en un hombro.

Según contaron testigos a Diario Correo, la agresión fue presuntamente premeditada, porque la causante J.B.V.A., de 17 años, solo fue a Salvias a cumplir con su objetivo. Luego del asesinato, la implicada   trató de huir en un auto Suzuki,   rojo, en el que la esperaban tres personas más, dos ecuatorianos oriundos de Ayapamba y otra de nacionalidad venezolana, de 16 años.

La acción rápida de la Policía Nacional permitió detener a la victimaria, junto a sus acompañantes, para cumplir con los trámites legales.

El mayor Jorge Analuisa, jefe distrital de Policía en rueda de prensa, indicó que el personal a su mando actúa con responsabilidad y prontitud. Confirmó que la Comisaría Nacional  clausuró el bar donde ocurrió este asesinato.

En su nota informativa, Fabricio Cruz agrega: «La policía también maneja el caso como pasional. Se conoció que las extranjeras habrían compartido el mismo novio. En medio de los tragos comenzó la discusión que las llevó a los golpes y luego a cuchilladas.

Los vecinos indicaron que las extranjeras llegaron hace tres meses a la parroquia. Trabajaban en la minería con los ecuatorianos y, la noche del viernes, habrían salido a divertirse a un bar del poblado. Tras el escándalo y después que se enteraron de la muerte, los presuntos responsables del homicidio habrían intentado huir a bordo de un carro Suzuki rojo. Ayer, los detenidos estaban a la espera de la audiencia de formulación de cargos».

El cuerpo de Deiyubis Blanco fue ingresado al Centro Forense de Machala, para la autopsia y a la espera de sus familiares para la repatriación.

Fuente: Panorama