Tres venezolanos fueron asesinados en una semana en Colombia

La Policía Judicial de Colombia halló un cuerpo degollado y sin documentos de identidad, por lo que presumen que se trate de un venezolano entre 30 a 40 años de edad.

El cuerpo fue encontrado en el sector La Cucalina, Pamplonita, en inmediaciones de la vía Pamplona-Cúcuta. Por allí, transitan a pie decenas de migrantes venezolanos a diario.

El hallazgo lo hizo otro venezolano que caminaba por la zona boscosa de ese sector. Las autoridades aseguraron que el cadáver estaba degollado y con múltiples heridas por arma blanca.

El cuerpo yacía a 100 metros de la carretera. Hasta ese lugar llegaron uniformados de la Policía de Norte de Santander para practicar el levantamiento.

En el sitio, colectaron útiles de aseo que el hombre llevaría en su recorrido como caminante.

Barbero carabobeño

La segunda víctima fue Joam Williams Negrette Lovera, de 42 años, natural del estado Carabobo. La presunción sobre el móvil apunta a un hecho pasional, de acuerdo con las primeras indagaciones adelantadas por las autoridades.

El suceso ocurrió poco después de las 9:00 pm del viernes, en el salón de belleza “Stylos Isabella”, donde trabajaba desde hacía un año cuando migró a Colombia. El local está ubicado en la avenida 2 con calle 3 del barrio Aeropuerto.

Según lo manifestado por testigos, un sujeto ingresó al salón de belleza y sin mediar palabra agredió a tiros a la víctima, que al momento estaba sentado en un mueble de lavado de cabello, dialogando con la propietaria del sitio.

Posteriormente, el sujeto se dio a la fuga en una motocicleta, con un cómplice que lo esperaba en la avenida. El barbero murió de manera inmediata.

Las primeras indagaciones señalan que Joam Williams recibió amenazas de muerte por parte de un sujeto. Aparentemente por problemas sentimentales.

Esta pista y los videos de las cámaras de seguridad instaladas alrededor de la peluquería donde ocurrió el crimen, permitirán armar el rompecabezas del homicidio. Asimismo, obtener la identidad del pistolero que acabó con la vida de este venezolano.

Una moto Suzuki GN, roja, placa HVK-53E, que presuntamente habría sido utilizada por el sicario para huir de la escena del crimen, fue abandonada a escasas dos cuadras. Las autoridades, le practicaron una exploración lofoscópica con el fin de detectar huellas dactilares.

La tercera víctima

El tercer homicidio de un venezolano ocurrió en Tibú. A la víctima la conocían solo como Pirulo y al parecer era hermano del carabobeño Roberto José Arenas, de 30 años, asesinado una semana antes en Socuavó, también en Tibú.

El homicidio de Pirulo ocurrió la noche del jueves, en el sector Campo Yuca. En su cuerpo tenía seis balazos.

Según testigos, el venezolano fue perseguido y alcanzado por los homicidas. Una moto venezolana, sin placa, que la víctima conducía, quedó a un costado de vía, reseñó La Nación.

Fuente: El Nacional