Propietario del «Walmart» de Puerto Cabello fue funcionario de la Alcaldía de Naguanagua

Héctor Mambel, propietario del Mini Walmart en Puerto Cabello, en el estado Carabobo, dijo al medio colombiano Noticias Caracol que desde hace un año en la tienda venden productos importados, publica El Nacional.

El nombre de su tienda se lo atribuyó a la jocosidad del venezolano y no considera que esto pueda traerle acciones legales en su contra por parte de la corporación multinacional estadounidense, del mismo nombre.

Resulta que, el ahora empresario, trabajó como funcionario de la Alcaldía de Naguanagua. En 2018 estaba al frente del Instituto de Aseo Urbano de ese municipio, así se constató en publicaciones en su cuenta en Instagram, que no actualiza desde hace un año.

Mambel trabajó entonces para Gustavo Gutiérrez, alcalde del municipio Naguanagua por el chavismo. Resultó electo en las cuestionadas elecciones regionales convocadas por el oficialismo en 2017.

En una entrevista para un programa local, el ex funcionario dijo que más que la experiencia que pudiera tener para estar en el cargo que desempeñaba, se encontraba la voluntad y la energía de la juventud emprendedora.

«Los jóvenes que hemos decidido quedarnos en este país a impulsarlo, a salir adelante, a la reunificación de los venezolanos», manifestó Héctor Mambel, de 36 años de edad.

El alcalde inclusive lo comisionó para atender las problemáticas por la distribución del gas doméstico. También las fallas en las bolsas vendidas a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción.

En el reportaje de Noticias Caracol sobre el Mini Walmart, la periodista Heberlizeth González señaló que mientras en el Walmart americano una muñeca cuesta 9 dólares, en la tienda de Mambel cuesta 50 dólares.

Un Walmart que encendió la polémica
La publicación de las imágenes correspondientes al local se viralizaron rápidamente. El negocio llegó a posicionarse entre las primeras tendencias en las redes sociales en Venezuela.

Los ciudadanos dudaron si la multinacional estadounidense Walmart establecería su franquicia en Puerto Cabello, una de las principales zonas para la importación en el país. Otros ironizaron con esta posibilidad porque justamente Venezuela atraviesa por una de sus peores crisis.

En Venezuela resurgieron los bodegones debido a la severa escasez de alimentos que aquejó a los venezolanos durante años. Regularmente, en estos establecimientos los precios más costosos y el cobro es el divisas o al cambio al momento de la compra.

Fuente: El Nacional