Mientras la comunidad carece de alumbrado en las avenidas los postes nunca se apagan

Es irónico y hasta parece una burla a las necesidades de la gente, pero, al tiempo que en la mayoría de los sectores de Punto Fijo reina la oscuridad por falta de alumbrado público, en las principales calles y avenidas de la ciudad las lámparas de los postes permanecen encendidas las 24 horas del día.

Las fotoceldas que deberían encargarse de encender y apagar la luminaria vial, o están averiadas o sencillamente no existen, porque en arterias como la Francisco de Miranda, la avenida Coro, la Rafael González o la propia Jacinto Lara, los reflectores funcionan de noche y también de día.

En circunstancias como ésas, lógicamente los bombillas duran menos y el reemplazo puede durar meses e, incluso, años.

Fuente: Eduardo Ruiz/Notifalcón