Gobierno de Donald Trump otorga su aval al beisbol venezolano; dejan fuera a Aragua y Magallanes

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del gobierno de Estados Unidos (OFAC) dio a conocer este martes una licencia del Departamento del Tesoro que autoriza a la LVBP a relacionarse con empresas y ciudadanos estadounidenses, dando su aval para que la MLB y cualquier otro organismo o persona tenga relaciones con el beisbol venezolana, incluyendo todo tipo de intercambio comercial, publica El Nacional.

La licencia tiene dos excepciones, de acuerdo con lo que se lee en el documento hecho público por la periodista Mari Montes y luego por otros reporteros: la administración del presidente Donald Trump advierte contra las relaciones que puedan tener el circuito y los equipos con entes gubernamentales venezolanos y deja fuera de su aval a Aragua y Magallanes, por ser fundaciones vinculadas con gobernaciones y alcaldías locales.

Félix Luzón, agente certificado por la MLBPA, el sindicato de jugadores de las Grandes Ligas, y Arturo Marcano, abogado con vínculos en el área deportiva, adelantaron la noticia a través de sus cuentas en Twitter.

La autorización de la OFAC no significa el inmediato regreso de jugadores, coaches, managers, scouts y ejecutivos vinculados a las Mayores. Falta un pronunciamiento de la MLB, que en agosto excluyó a Venezuela del Acuerdo para el Beisbol Invernal, aduciendo que el veto duraría mientras no hubiera un pronunciamiento favorable del Departamento del Tesoro.

La licencia tiene vigencia de un año, hasta el 30 de noviembre de 2021.

Anuncian nuevos trámites ante la OFAC

“El objetivo era que tuviésemos campeonato, sí, pero también que se levantara el castigo”, declaró el presidente interino de la LVBP, Giuseppe Palmisano, a los periodistas Guillermo Liñares y Eduardo Pinto en el programa radial Tiempo Extra, a través de Difusión Latina. “Se consiguió eso a medias. Trabajaremos para que el resultado sea completo”.

Abogados contratados por el beisbol profesional venezolano continúan en trámites ante la OFAC.

“Vamos a hacer todo lo posible para que Aragua y Magallanes puedan tener ahora a sus grandeligas”, expresó Palmisano. “Vamos también a demostrar que son entes privados”.

Aunque la Gobernación de Carabobo y la Alcaldía de Valencia tienen parte en la directiva de los Navegantes, no tienen control mayoritario ni decisivo en las decisiones de la divisa. El caso de los Tigres es diferente, por tener la Gobernación de Aragua el control decisivo en el nombramiento y remoción de la directiva.

 

Fuente: El Nacional