Evitar la propagación de virus es responsabilidad de todos aseguró el epidemiólogo Francisco Leal

Las aguas residuales y los desechos sólidos en la región, son hoy día unos de los flagelos más preocupantes persistentes en la región falconiana, pues los virus que se encuentran en el ambiente provienen de estos focos de infecciones donde se proliferan inspector y demás transmisores.

La salud pública presenta un déficit evidente, por lo que la prevención, las acciones correctivas y la toma de conciencia juegan un papel fundamental al momento de favorecer las condiciones ambientales, que son responsabilidad compartida entre quienes integran los organismos de salud del Estado y los ciudadanos.

«Evitar riesgos, agentes contaminantes, exceso de basura, aguas residuales y con escombros es evitar enfermedades, a medida que tomamos conciencia y no permitimos que hayan los criaderos de bichos, podemos erradicar las cadenas virales», explicó Francisco Leal, ex director de epidemiología de Falcón.

Señaló que luego de las lluvias suelen acumularse aguas contaminadas y residuos sólidos, acompañados de mosquitos, moscas y demás vectores enfermedades como hepatitis, diarreas, entre otras que requieren de insumos médicos que muchas veces no se consiguen, por lo que lo más recomendable es la prevención y mantener los espacios aseados.

«Las autoridades deben hacer su labor, pero las familias deben ser conscientes y tomar las medidas para asegurarnos de no contraer males. Hervir el agua, no bañarse en cañadas con aguas sucias, depositar la basura en los sitios adecuados y así ayudar a la pulcritud desde el hogar», dijo Leal.

Fuente: Notifalcón