Gobernador mexicano dice que la muerte de su antecesora es un castigo de Dios por «robarle» las elecciones

El gobernador del estado mexicano de Puebla, Luis Miguel Barbosa, ha afirmado que la muerte accidental de su predecesora en el cargo, Martha Erika Alonso, se debió a un castigo divino porque le «robaron» las elecciones celebradas en 2018.

Barbosa, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), aseguró, durante una intervención pública en el municipio poblano de Huejotzingo, que la candidatura de su partido fue la que realmente ganó los comicios del año pasado, y compartió con su audiencia su particular y polémica versión de los hechos: «Yo gané, me la robaron, pero los castigó Dios», aseguró.

Una de las reacciones más relevantes a estos comentarios de Barbosa fue la del expresidente mexicano Felipe Calderón, quien dijo en un tuit que «a nueve meses del accidente de Rafael Moreno Valle y Martha Ericka Alonso, el gobierno de Morena no ha dado explicación razonable del accidente, en el que perdieron la vida».

En el mismo mensaje, Calderón se refirió a los miembros del actual Ejecutivo nacional como «cínicos y sinvergüenzas».

La exgobernadora Martha Érika Alonso y su marido, el exsenador Rafael Moreno Valle, ambos pertenecientes al Partido Acción Nacional (PAN), fallecieron en un accidente de helicóptero el 24 diciembre de 2018.

Tras el deceso de la gobernadora, se convocaron elecciones extraordinarias para el 2 de junio de 2019, en las que Barbosa fue declarado ganador.

Fuente: RT