Lenín Moreno vuelve a acusar a Correa de desestabilizar Ecuador con ayuda de Maduro

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, se ha pronunciado en televisión nacional respecto a las protestas multitudinarias que han mantenido al país en crisis desde que se anunció la supresión del subsidio al combustible una semana atrás.

«Jamás nos imaginamos la intensidad, y en este momento recién empezamos a entender la razón» de las manifestaciones, indicó el mandatario al reiterar sus acusaciones contra varias figuras públicas por presuntamente generar violencia bajo la dirección de Rafael Correa.

En concreto, Moreno señala tanto al exmandatario ecuatoriano como a los políticos Virgilio Hernández, Paola Pabón y Ricardo Patiño de haber mantenido contactos con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en los que «se marcaron las pautas de cómo convulsionar el país».

«Algo habíamos previsto pero no sabíamos realmente […] lo que se estaba cocinando en Caracas, que era verdaderamente un plan completo de desestabilización del Estado», reiteró el mandatario ecuatoriano un día después de acusar a este conjunto de personas de estar detrás de lo que llamó un «intento de golpe de Estado».

Moreno celebra que se han «empezado a abrir ciertos espacios de diálogo» con movimientos indígenas que «ventajosamente» han comenzado a «hacer a un lado» a los «correístas» y sus presuntas intenciones de dirigir deliberados ataques contra instituciones públicas.

«Quienes encabezan las protestas, ejecutan los actos más agresivos […] no son precisamente los indígenas, bajo ninguna circunstancia. Son jóvenes encapuchados», aseveró el presidente, agregando que las fuerzas policiales trabajan para llevar a los responsables de la violencia a la Justicia.

«Tenemos aproximadamente 700 detenidos, de los cuales 119 están procesados, principalmente vinculados al acto delincuencial de haber asaltado la Contraloría el día de ayer», informó Moreno.

El mandatario señaló que no pretende renunciar a su cargo porque está «tomando las decisiones correctas», y reiteró que no dará marcha atrás con el denominado ‘paquetazo’ «bajo ninguna circunstancia», calificando como una «aberración» que los «pudientes» y los «contrabandistas» se beneficiaran del subsidio al combustible.

De acuerdo con Moreno, el ahorro de 1.400 millones de dólares con esta medida «no solamente va a permitir subsidiar a los más pobres», sino «tapar el hueco fiscal» por el «dispendio irresponsable» del Gobierno anterior. «Estamos avanzando a pasos agigantados hacia la prosperidad, lo único que necesitamos es un poco de comprensión del pueblo», subrayó.

Previamente, en conversación con RT, Correa había criticado al actual presidente por culparle constantemente «del mal manejo económico, del crecimiento de la inseguridad y del fracaso de todas sus políticas». «Ya nadie puede creer» las afirmaciones de Moreno, porque su actitud «ya es realmente locura», indicó el exmandatario.

Fuente: RT