Dejó su trabajo para hacer vídeos en los que grita a su pato y lo siguen millones de personas

Hace seis años, Brendan Balaskovitz intentó convertirse en un vloguero famoso en YouTube, pero el proyecto resultó un fiasco y logró poco más de 100 suscriptores. Ahora, gracias a su pato Jerry, este estadounidense de 21 años cuenta con casi tres millones se seguidores en TikTok, la aplicación de intercambio de videos cortos.

Balaskovitz ha logrado un gran éxito publicando, entre otras, escenas humorísticas al lado de su inusual mascota que han tenido una gran acogida en la popular plataforma china. TikTok cuenta con más de seis millones de descargas en EE.UU. y 500 millones de usuarios en el mundo.

En una entrevista para The Verge, este joven afirmó que renunció a su trabajo de tiempo completo hace alrededor de un mes para dedicarse de lleno a crear contenido audiovisual. Según confiesa, dedica 12 horas del día a esta labor con ayuda de su hermana y sus 17 mascotas.

No obstante, su plumífero amigo es quien se roba la atención de su público. Es un animal pasivo, apático y que parece no importarle ni siquiera que su dueño lo grite cada vez que hace una travesura; y tal vez esa ha sido la clave de su fama en la Red. «El mejor dúo de comedia de TikTok», asegura la publicación.

Brendan adoptó a Jerry cinco años atrás de una granja local y asegura que «es casi como un perro», pero piensa que, en general, estos animales no son buenas mascotas. «La mayoría de ellos se alejarán, se irán volando y no quieren tratar con personas», dice.

El objetivo del norteamericano no es solo el estrellato. Su idea es obtener ganancias económicas con su trabajo, captando gran audiencia en otras redes sociales. TikTok no cuenta con un buen sistema de monetización y en parte depende de los acuerdos comerciales que se logren con distintas marcas. Por eso, Balaskovitz intenta llevar a sus seguidores a sitios como YouTube, que es más rentable.

Fuente: RT.