Peregrinos de la Diocesis de Punto Fijo marcharon hasta Santa Ana

Fieles de todas las parroquias de Paraguaná participaron fervorosamente en la XVIII Peregrinación Diocesana de Santa Ana y San Joaquín, en la península de Paraguaná.

La tradicional marcha de fe salió de la población de Moruy y se dirigió hasta el Santuario Diocesano de Santa Ana y San Joaquín, en la parroquia Santa Ana.

En total el recorrido es de 8 kilómetros y bordea las laderas del Monumento Natural Cerro Santa Ana.

Desde las 05 de la madrugada se comenzaron a congregar las delegaciones de peregrinos de diversas parroquias y comunidades de la diocesis, a las 6 en punto, con la bendición el obispo monseñor Carlos Alfredo Cabezas, se inicia la marcha en la que participan grupos parroquiales, familias, cofradías, grupos apostólicos, y devotos de los santos abuelos de Jesucristo.

La marcha organizada por Pastoral de Multitudes tuvo como lema “Caminando Juntos como pueblo llamado a la santidad”.

El obispo bendijo a los fieles y los acompañó caminando a lo largo del recorrido; explicó que la peregrinación simboliza el caminar juntos de los cristianos de Paraguaná, quienes con alegría se preparan desde ya para celebrar en 2022 los 25 años de la creación de la Diócesis de Punto Fijo.

La iglesia particular de Paraguaná peregrina y evangeliza a través de manifestaciones masivas de fe, como la Peregrinación anual a Santa Ana.

El prelado comentó que el peregrinar es una tradición muy antigua de la Iglesia, implica un sacrificio y por ello se gana indulgencia plenaria, siempre y cuando haya disposición y arrepentimiento de los pecados.

A lo largo el recorrido, fieles de las comunidades exhiben altares con imágenes de sus respectivos santos patronos,  saludan a los peregrinos, y se suman a la marcha.

Los fieles fueron recibidos en el pórtico del santuario de Santa Ana y San Joaquín, por el Santísimo Sacramento que bendijo a los caminantes. Seguidamente se ofició la santa eucaristía en la que participaron los sacerdotes y diáconos que asistieron.

En su homilía, monseñor Carlos Alfredo Cabezas felicitó a todos los que lograron vencer la adversidad para participar en el significativo momento de encuentro entre hermanos venidos de toda la geografía peninsular.

 

 

Fuente: Prensa Diócesis de Punto Fijo

José Vicente Rojas (CNP-15.814)