Imputan por homicidio calificado y uso indebido de armas a dos policías por el ataque que dejó ciego al joven Rufo Chacón

El Ministerio Público de Venezuela imputó este jueves a dos uniformados de la Policía del Táchira por delitos de homicidio calificado con alevosía y motivos futiles en grado de frustración, uso indebido de arma orgánica y trato cruel, en contra del joven Rufo Chacón.

Chacón, de 16 años, habría recibido varios perdigonazos en el rostro por parte de las fuerzas de seguridad que reprimieron una protesta en la ciudad de Táriba. Según un reporte médico, las heridas le provocaron la pérdida total de la anatomía y la morfología de los globos oculares, por lo que quedó invidente.

Los funcionarios son Javier Useche Blanco y Henry Hernández, de la Policía de Táchira, adscrita a la Gobernación de ese estado.

El fiscal general de la República, Tarek William Saab, detalló que la imputación fue debido a la «acción desproporcionada de ambos funcionarios«, y fueron acordadas por el Tribunal 4to de Control. A los señalamientos, se suma el procesamiento por trato cruel contra los adolescentes Adrian Chacón y Jeferson García, así como en perjuicio de Gabriel García y Érika Suárez.

Saab destacó que la institución que encabeza «continuará trabajando para garantizar la plena vigencia de los DDHH en Venezuela» y para sancionar «de forma ejemplar» a quienes los vulneren e «incumplan sus obligaciones en defensa de la ciudadanía».

RT