Bachelet: Las crisis solo pueden ser resueltas con la inclusión de todas las voces

Antes de tomar el vuelo que la llevará de vuelta a Europa, la alta comisionada de derechos humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), tomó unos minutos para dar sus impresiones a los medios de comunicación, con los que comentó sobre los acuerdos a los que habría llegado, sobre todo, con la administración Maduro, y se manifestó “como una optimista crónica”, para trabajar con “todas las voces”  de la sociedad venezolana en pro de la recuperación social y económica.

“Tenemos el compromiso para evaluar las condiciones de la tortura y el acceso a la justicia en el país”, señaló Michelle Bachelet en su última actividad en Venezuela, luego que hace unos meses su despacho presentara un informe  sobre los derechos fundamentales en la nación caribeña.

Asimismo, recordó que dos personas de su organización se quedarán en Venezuela para evaluar los DDHH y para trabajar en conjunto con los miembros del madurismo, pero también con organizaciones de sociedad civil, que según la propia expresidenta chilena, eran su mayor interés. “La diferencia de nuestro trabajo es que antes la hacíamos desde afuera pero ahora vamos a tener gente aquí y que va a poder mirar cómo evolucionan los derechos humanos en Venezuela y denunciar aquello que no esté en orden”, añadió Bachelet.

“Fue doloroso escuchar a las víctimas”, expuso la alta comisionada, quien manifestó que conoció padres e hijos de personas torturadas o asesinadas en protestas de diferentes años, así como también exhortó a los cuerpos policiales y judiciales de Maduro a liberar a los privados de libertad por razones políticas. A esto agregó que sus funcionarios permanentes en Venezuela tendrán acceso “pleno” a los centros de detención.

Asimismo, celebró la excarcelación de Gilber Caro, así como de otros presos políticos que han sido puestos en libertad durante los últimos días.

También Bachelet reconoció los graves problemas que vive el venezolano común. “La situación sanitaria es absolutamente crítica”, abundando en detalles como la falta de medicinas, de agua potable, de energía eléctrica y hasta de personal médico, que ha salido del país buscando mejores horizontes

Otro punto álgido fue la economía, de la que dijo que se empeoraba con las sanciones sobre el oro y el petróleo pero que era “preexistente”, es decir, una crisis económica previa a las medidas impuestas a personeros de Maduro y sus instituciones.

Antes de despedirse, Bachelet agradeció la invitación de la administración Maduro y de la organizaciones no gubernamentales. “Las crisis solo pueden ser resueltas con la inclusión de todas las voces (…) El destino de los 30 millones de personas no puede residir en mantener posiciones arraigadas en los dos lados, que solo es pérdida para Venezuela”, dijo la representante de la ONU, quien mantuvo un discurso relativamente equilibrado, reconociendo las fallas pero no adjudicándolas a Maduro y su régimen, lo que podría indicar sus intenciones hacia el entendimiento, lo que selló pidiendo más apertura de los venezolanos con las negociaciones como las llevadas a cabo en Oslo.

800 Noticias.