Liverpool se corona campeón de la Champions League

El Liverpool jugaría su segunda final de Champions consecutiva de la mano de Jürgen Klopp, en la primera caería derrotado por el Real Madrid 3 goles por 1 en 2018. Esta vez la victoria se la llevaría el técnico alemán al vencer al Tottenham Hotspur tantos goles por tanto.

Nada más al empezar el encuentro, a los 25 segundos, una torpeza de Sissoko provocó un penalti a favor de los Reds, Sadio Mané vio cómo el francés tenía la mano levantada en el área y este aprovechó para estrellarle el balón en el brazo, a lo que el árbitro sentenciaría la pena máxima, dicho penal fue cobrado por el egipcio Mohamed Salah, el egipcio lo convertiría en gol pateando el balón de manera segura, fuerte y un poco al medio, así caería la primera diana para el Liverpool al minuto 2.

La primera mitad se jugó según lo esperado, los de Londres presionaban alto y se hicieron con la mayor parte de la posesión, mientras que los dirigidos por Klopp jugaron a esperar al rival para así poder jugar al contraataque y explotar la velocidad de sus laterales acompañados de Mo Salah y de Mané. Es cierto que los Spurs contralaron más el partido, pero cada ocasión creada por el conjunto rojo era como una daga que poco a poco iba haciendo más y más daño.

Para el segundo tiempo, los dirigidos por Mauricio Pochettino salieron desesperadamente a buscar el gol del empate, mientras que los Reds siguieron haciendo su juego, esperar y salir de contragolpe. Está claro que a medida que pasan los minutos los equipos que controlan el encuentro se van agotando poco a poco, y esto fue lo que pasó, el equipo del técnico argentino fue demostrando cansancio y dejando espacios, esto lo aprovecharían los de Liverpool para tener más el balón y crear varias ocasiones, el juego se iba igualando futbolísticamente mientras el reloj iba avanzando.

Los técnicos fueron moviendo sus piezas, cambios tras cambios y gritos tras gritos desde la banda, igualmente el marcador siguió igual hasta el minuto 87, después de un córner cobrado por los rojos y una serie de rebotes, Origi pudo meter un zurdazo cruzado a la base del poste imposible para Hugo Lloris, así pondría el 0-2 favorable para los Reds.

Con este resultado, Klopp se alzó con la Champions League luego de haber disputado tres finales incluyendo esta, en las últimas dos cayó derrotado dirigiendo al Borussia Dortmund frente al Bayern de Múnich en 2013 y con el Liverpool frente al Real Madrid en 2018 como ya se mencionó anteriormente.

Por otro lado, el Tottenham y Pochettino jugaron el partido más importante en la historia del club y del argentino como técnico ya que nunca habían disputado una final de Liga de Campeones, lamentablemente para ellos no supieron descifrar a la oncena dirigida por el alemán y a pesar de que tuvieron bastante chances y ocasiones concretas, Alisson Becker, el portero del Liverpool, se vistió de héroe para sacar todos los tiros que atentaban contra el arco de los Reds.

Los jugadores más destacados de la jornada fueron Alisson Becker que logró atajar prácticamente todo, Mo Salah quien cobraría el penalti de manera segura para abrir el marcador y por último el belga Divock Origi, que cerraría el partido con el zurdazo a la base del poste. En contraste, no hubo muchas figuras destacadas por los de Londres, casi todas sus figuras desaparecidas sin lograr hacer un buen papel.

Globovisión.