Cardenal Urosa lamentó fracaso de conversaciones en Noruega

El arzobispo emérito de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino, lamentó que no se llegara a un acuerdo entre representantes de Juan Guaidó y Nicolás Maduro en las conversaciones en Noruega.

Urosa consideró que “debía haberse exigido” al gobierno de Maduro, “al menos una tregua, cese de los ataques a los diputados, y la liberación de todos los presos políticos”, entre los que mencionó al médico José Alberto Marulanda, detenido desde el 20 de mayo de 2018, y quien ha recibido trato crueles por parte de la policía política de Maduro; así como al secretario del parlamento Roberto Marrero, entre otros.

“Yo lamento que el resultado haya sido negativo y no haya habido acuerdo. Pero era difícil concebir esperanzas cuando se acude a una mesa de negociación sin exigir, al menos, una tregua en los ataques a la Asamblea Nacional”, expresó.

De igual manera, el purpurado denunció las presuntas agresiones sufridas por la esposa del exministro Miguel Rodríguez Torres, Rocío Ramírez, quien se encuentra detenida desde el 12 de mayo pasado y que estaría “siendo torturada e incluso violada”, en los calabozos de la dirección de contrainteligencia militar.

“La cuestión de los presos políticos es grave, pues ahora parece que se suman presuntas amenazas y agresiones a familiares de personas detenidas o en clandestinidad (…) La conciencia verdaderamente humana y cristiana debe rechazar esas acciones. Y la justicia internacional será implacable contra los presuntos culpables”, sentenció.

En relación a la crisis humanitaria, el cardenal aseguró que en el país “no se ha resuelto ese tema (…) por el contrario, cada día hay más niños que fallecen esperando ser operados o trasladados a otros países donde sí les puedan garantizar una intervención quirúrgica, como los niños con leucemia de los que recientemente algunos fallecieron en el hospital JM de los Ríos”, expresó Urosa.

Con información de Nota de prensa