Miércoles , 22 Febrero 2017

Rodríguez: Ataques contra vicepresidente Ejecutivo evidencia desespero del imperialismo

La nueva agresión del Gobierno de Estados Unidos (EEUU) hacia Venezuela, en este caso contra el vicepresidente Ejecutivo, Tarek El Aissami, evidencia el desespero de Washington por tratar derrocar el proceso revolucionario, indicó este jueves el dirigente socialista Jorge Rodríguez.

En su programa Política en el Diván, que transmite Venezolana de Televisión, Rodríguez enfatizó que estas acciones del gobierno de Donald Trump, a través del Departamento del Tesoro, buscan crear un falso positivo, con el fin de generar un escenario para justificar una intervención a Venezuela, tal y como se llevó a cabo en Libia e Irak.

“Necesitan (el gobierno de los Estados Unidos) de un falso positivo ¿Cuál es la verdad? La verdad es que se les derrumbó la estrategia de acabar con la Revolución Bolivariana y derrocar al presidente (Nicolás) Maduro en el 2016. La verdad es que están desesperados. Se quedaron sin iniciativa política. Esa es la verdad. Entonces tenían que montar esta olla podrida”, expresó el también alcalde de Caracas.

En este sentido, calificó de “absurda la campaña contra el vicepresidente Ejecutivo”, quien durante su gestión como Ministro para Relaciones Interior, entre 2008 y 2012, capturó a más de 1002 capos de la droga y entrego a 21 narcotraficantes solicitados por extradición a los Estados Unidos.

“Venezuela empezó su verdadera lucha contra el narcotráfico, justamente cuando se fue de Venezuela, cuando fue expulsada de Venezuela, una de las mayores narcotraficantes que conoce la historia de la humanidad: la DEA, la Oficina Antidrogas de los Estados Unidos de Norteamérica”, subrayó Rodríguez durante el programa.

Desde que fue expulsada la DEA, en 2006, las fuerzas de seguridad del país han incautado un promedio anual de 55,7 toneladas de narcóticos.

Desde entonces la escala de acusaciones por parte del gobierno de la nación norteamericana no ha cesado. En agosto de 2016, el blanco fue el Ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, señalado por el Departamento del Tesoro de “colaborar” con operaciones del narcotráfico. Reverol venía de presidir entre 2008-2010 la oficina de la Oficina Nacional Antidrogas venezolana (ONA), una oficina que la DEA controlaba sin ninguna supervisión y participación del gobierno venezolano. Incluso-reveló Reverol- cuando la ONA estaba en poder de la DEA ningún servidor público venezolano vinculado a la lucha contra las drogas podía tener acceso.

AVN

Puede interesarle...

Tareck El Aissami le exige a EE UU rectificar su postura

El vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, publicó este miércoles una carta abierta en …